Desea conocer su futuro

¿Desea conocer su futuro?

Hay dos caminos o destinos.

Tenga en cuenta que su futuro es eterno y más importante que su corta vida en esta tierra.

LA BIBLIA, la Palabra de Dios, dice: Usted será… salvo para siempre o perdido para siempre.  “La paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús, Señor nuestro” Romanos 6: 23.

¿Será éste su futuro…?

“Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida, fue lanzado al lago de fuego”  Apocalipsis 20: 15

¿…O es éste?

“Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel,  y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitaran primero.  Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor” 1 Tesalonicenses 4: 16-17.

Dios nos dice:

“Os he puesto delante la vida y la muerte; la bendición y la maldición; escoge, pues, la vida, para que vivas…” Deuteronomio 30: 19

La confesión de sus pecados y la fe en la obra de Jesucristo le garantiza una vida feliz y un futuro lleno de dicha.

¡Usted decide¡

“El que cree en el Hijo tiene vida eterna; pero el que rehúsa creer en el Hijo no verá la vida, sino que ira de Dios está sobre él” Juan 3: 36

RECUERDE

La vida es breve

“Ciertamente es neblina que se aparece por un poco de tiempo, y luego se desvanece”. (Santiago 4:14)

La muerte es cierta

“Está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio”. (Hebreos 9:27)

El pecado es la causa

“Como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron”. (Romanos 5:12)

Cristo es el remedio

“De tal manera amó Dios al mundo, que ha dado su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna”. (Juan 3:16)

“Cristo murió por nuestros pecados, conforme a las Escrituras; y… fue sepultado, y… resucitó al tercer día, conforme a las Escrituras”. (1 Corintios 15:3,4)

Por lo tanto…

“Por gracia sois salvos por medio de la fe… no por obras, para que nadie se gloríe”. (Efesios 2:8-9)

“Si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo”. (Romanos 10:9-10)

Si usted muere hoy, ¿dónde pasará la eternidad?

Irá al cielo sí es hijo de Dios

Juan 1:12      Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios. 

Juan 5:24      De cierto, de cierto os digo: El que oye mi palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, mas ha pasado de muerte a vida.

Si no irá al infierno.

Salmo 9:17   Los malos serán trasladados al Seol, todas las gentes que se olvidan de Dios.

Apocalipsis 21:8      Pero los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda.

Apocalipsis 20:11-15          Y vi un gran trono blanco y al que estaba sentado en él, de delante del cual huyeron la tierra y el cielo, y ningún lugar se encontró para ellos. 
Y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie ante Dios; y los libros fueron abiertos, y otro libro fue abierto, el cual es el libro de la vida; y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras.

Y el mar entregó los muertos que había en él; y la muerte y el Hades entregaron los muertos que había en ellos; y fueron juzgados cada uno según sus obras. 
Y la muerte y el Hades fueron lanzados al lago de fuego. Esta es la muerte segunda. 
Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego.

Si usted no posee aún esta salvación tan grande, ¡acepte hoy a Cristo como su único Salvador!

¡Qué privilegio ser un hijo de Dios! Por el nacimiento natural, un niño viene al mundo y vive. Igualmente, por el nuevo nacimiento, uno viene a ser hijo de Dios y posee la vida eterna. La Palabra declara:

"A todos los que le recibieron (a Cristo), a los que creen en su nombre, (Dios) les dio potestad de ser hechos hijos de Dios; los cuales... son engendrados... de Dios"  (Juan 1:12-13).

 

Leave a Comment

Your email address will not be published.